mujeres swing

Las mujeres del swing

Hoy te proponemos un viaje por el swing a través de las historias de destacadas bailarinas y cantantes que han ayudado a difundir el legado de este maravilloso estilo de música y del baile. Hacemos un repaso por las mujeres que han protagonizado la historia del swing desde sus inicios.

Las mujeres que brillan con luz propia gracias al ritmo de sus pies tienen una cualidad especial: son felices en la pista de baile y es muy probable que su risa se escuche desde el otro lado de la sala. Cada baile es para ellas una oportunidad para hacer sonreír a la gente con una actuación en la que comparten su alegría y entusiasmo al bailar a ritmo de swing.

Las vidas y las carreras de Norma Miller, Dawn Hampton y Jean Veloz en el siglo XX transmiten la alegría de vivir a través del baile.

Bailarinas de la época dorada

NORMA MILLER

Conocida como La Reina del Swing nació en Harlem en el año 1919. Norma solía bailar en la acera de su casa, a ritmo de la música que salía  de la Sala Savoy, que estaba justo enfrente. Un día,a los 12 años, Twistmouth George “el más grande bailarín del Savoy” la abordó en la calle y le propuso bailar con él. El mismo año, Miller ganó un concurso de Lindy Hop en la misma sala, junto a un compañero de secundaria y ahí empezó su reconocimiento y su carrera.

Se dedicó al mundo del espectáculo, con destacadas apariciones en películas como Un día en las carreras, de los Hermanos Marx o Malcolm X, y en televisión. También escribió varios libros y ha protagonizado un lugar destacado en documentales y obras especializadas que la sitúan como una gran influencia en la cultura estadounidense del jazz.

 

DAWN HAMPTON

Nacida en 1928 en Middletown, Ohio, fue una de las legendarias bailarinas del Savoy Ballroom, la misma sala en la que debutó Norma Miller. Destacó, además, como cantante, saxofonista y compositora.

Creció escuchando la música de la banda familiar ambulante, Deacon Hampton’s Pickaninnys, sentada en una caja de color naranja detrás del piano de su madre. Empezó a actuar a la tierna edad de tres años, y dos años más tarde ya cantaba en ella, junto a sus padres y sus 11 hermanos. ¿Os imagináis que infancia tan divertida? Después de la guerra, la banda familiar viajó bajo el liderazgo de su hermano, Duke, y en 1950 lograron su sueño de actuar en el Carnegie Hall, el Apollo Theater y el Savoy Ballroom. En 1958 se trasladó a la ciudad de Nueva York donde comenzaría una carrera importante. A partir del año 1964, y por problemas en sus cuerdas vocales, su rango vocal se vio limitado, pero siguió cantando y componiendo.

Aquí os compartimos un video de la emotiva lección que daba Dawn Hampton en Herräng Dance Camp, y a la que tuvimos la suerte de asistir.  Salimos con los pelos de punta sintiendo esa pasión que ella transmitía. Te invitamos a escucharla por que no te dejará indiferente.

 

JEAN VELOZ

Jean Phelps, nacida en los años 20, invitaba a sus amigos cada día a bailar en su casa, a su regreso de la escuela. Eran los tiempos en que las grandes bandas de swing triunfaban en las salas de baile y con ellas el Jitterburg y el Lindy Hop eran los estilos que se convertirían en la gran pasión de los adolescentes en todo el país.

A lo largo de muchos años, ella y su marido Frank colaboraron en las coreografías de varias películas. Cuando él murió, Jean dejó de bailar. Pero en 1992, un bailarín de swing de Las Vegas que trabajaba en un documental sobre el swing consiguió convencerla para salir de su retiro. En 1996 invitaron a Jean a bailar y dar clases en un evento anual de swing en Munich, Alemania, dando la oportunidad de poderla conocer, a la nueva generación de bailarines de swing.

 

Divas del swing y jazz

Las cantantes imprescindibles que debes conocer para entender la importancia de la música swing son Ella Fitzgerald, Sara Vaughan y Billie Holiday, pero hay otras como Peggy Lee que también hicieron una gran aportación a la historia de la música del siglo pasado.

Las experiencias vitales de estas mujeres, en algunos casos tórridas y duras, no transmiten la alegría y la luz de que hablábamos en el caso de las bailarinas, pero les sirve para dotar de un sentimiento dramático especial.

 

ELLA FITZGERALD

Ella creció en Nueva York, en una situación de pobreza permanente. Su padre, conductor de tren, abandonó a su madre cuando Ella era aún muy pequeña y este ambiente dramático de su infancia condicionó su comportamiento, con problemas de absentismo escolar y con la policía. Pero, al igual que en el caso de otras cantantes, su pasión por la música la salvaba y desde pequeña disfrutaba bailando y cantando en un club escolar y en el coro de su iglesia. Aprendió a tocar el piano, y escuchando la radio estudiaba todas las grabaciones de Louis Armstrong y las Boswell Sisters.

Su debut como cantante fue a los 19 años en el Harlem Apollo Theater de Nueva York.

Tras aparecer en la película de 1955 Pete Kelly’s Blues, firmó con el sello Verve y durante varios años grabaría los famosos Song Books de los grandes compositores estadounidenses: Cole Porter, Gershwin, Rodgers & Hart, Duke Ellington, … El resultado fue memorable.

Fitzgerald ganó trece premios Grammy, incluyendo uno por su trayectoria artística en 1967.

BILLY HOLIDAY

Apodada Lady Day, es una de las más importantes e influyentes voces femeninas del jazz.

Billie Holiday transmite a sus canciones una intensidad inigualable que, en muchos casos, es fruto de una traslación de sus vivencias personales a las letras cantadas.

Su vida personal fue tan turbulenta como las canciones que cantaba y, hoy por hoy, siguen apareciendo episodios turbios o misteriosos, que incluyen abandono, violación, prostitución y relaciones violentas, que se vuelven incluso míticos y hasta legendarios, contados por ella misma en su autobiografía. Estuvo en prisión, fue estafada y murió arruinada a los 44 años, en arresto domiciliario por posesión de narcóticos.

Ella explicaba el sentido del efecto dramático que presentaba en sus canciones diciendo: “Yo he vivido canciones como esa”. Fue una de las cantantes negras de jazz de mayor reputación y de gran influencia para muchos de los grandes músicos del siglo XX.

Y aquí un pequeño repaso histórico en el que hemos querido darte a conocer a estas mujeres pioneras y memorables que fueron capaces de brillar a pesar de sus circunstancias, no siempre fáciles.

Esa es la magia del swing: la capacidad de transmitir la belleza y felicidad por encima de todas las cosas.

#lavidaesSwing #lifeisSwing