Norma Miller

Un libro para celebrar un siglo de swing

Se publican por primera vez en español las memorias de Norma Miller, una leyenda del swing y del baile. Este libro es también el primero en nuestro idioma sobre la historia del Lindy hop, el baile que tanto nos apasiona, y por eso merece atención especial en este blog de Madame Dynamite. La traductora de “La reina del swing”, Karen Campos McCormack, nos hace un acercamiento a la figura de Miller y la traducción de dicha obra.

Este año, 2019, Norma Miller, la reina del swing, cumplirá 100 años, por lo que parece el momento perfecto tal y como nos dice Karen para celebrar la vida de esta mujer extraordinaria y polifacética publicando sus memorias en español por primera vez. Miller empezó a bailar Lindy hop a los quince años, y ha seguido trabajando incansablemente en el mundo del espectáculo y difundiendo el swing por el mundo hasta hoy en día, a sus 99 años. Su biografía ofrece un recorrido apasionante por su vida y su carrera como bailarina, coreógrafa y humorista (entre otras cosas) y nos adentra en una época fascinante de la cultura americana: la era del swing.

«He tenido la suerte de conocer a Miller en persona, en Milán (Florida es su residencia oficial pero Italia es su segundo hogar), y su energía sigue brillando con fuerza: tanto sobre el escenario, donde actúa con la Billy Bros Swing Orchestra enfundada en centelleantes trajes de lentejuelas, como en las entrevistas, donde sigue hablando con emoción de los músicos con los que ha trabajado y del baile que crearon y difundieron bailarines de Harlem como ella. Pionera en tantas cosas, Miller es la primera bailarina de jazz en escribir sus memorias y ha sido de las primeras voces en reclamar el reconocimiento de la historia musical afroamericana. Los que bailamos Lindy hop hoy en día le debemos muchísimo por su trabajo y dedicación, que ha sido fundamental para el renacimiento del interés por este baile».

La historia comienza en Harlem en los años veinte, cuando Miller era una niña a la que le encantaba bailar –ya fuese en las “rent parties” (fiestas de alquiler), en la calle, en sus clases de danza o cualquier oportunidad que se presentase– y que vivió de primera mano la explosión musical del swing en Harlem. Cuenta que ella y su hermana vivieron detrás del famoso salón de baile Savoy Ballroom y se sentaban en la escalerilla de incendios para escuchar la música que emanaba de sus ventanas… Nada menos que la mejor música del momento, ya que todas las grandes orquestas y artistas de swing pasaron por el Savoy: Fletcher Henderson, Count Basie, Benny Goodman, Lucky Millinder, Erskine Hawkins, Lionel Hampton, Teddy Wilson, Jimmy Lunceford y un largo etcétera… por no mencionar la banda residente de Chick Webb, que le brindó su primera oportunidad a una joven Ella Fitzgerald. Miller es de las pocas personas que nos pueden contar de primera mano cómo fue aquella época del nacimiento del swing en Nueva York y cómo vivía una adolescente la experiencia de ir a bailar cada noche al Savoy.

Su carrera profesional despega cuando Miller, con catorce años, gana un concurso de baile en el Teatro Apollo (uno de los pocos locales de Harlem que sigue en funcionamiento) y es fichada por Herbert White (conocido como “Whitey”) para formar parte de su conjunto de bailarines de élite del Savoy: los Whitey’s Lindy Hoppers. Inicia así una larga carrera en el mundo del espectáculo que la llevará a Hollywood y Las Vegas y a viajar por todo el mundo: París, Londres, Rio de Janeiro, Australia e incluso Vietnam, aunque siempre mantendrá un vínculo muy cercano con su barrio natal, Harlem.

Norma Miller

“Aunque Harlem lo creó, el Lindy hop pertenece a todo el mundo” (La reina del swing)

Nos separan muchos años de aquella época, pero la historia que cuenta es absolutamente moderna. Miller es una mujer libre por definición; a pesar de las difíciles circunstancias en las que se crió y de la discriminación a la que se enfrentaba como mujer negra, ha hecho siempre lo que se proponía. El libro de sus memorias va dedicado a su madre, una mujer luchadora que ha sido la gran inspiración de su vida.

En resumen, La reina del swing es un libro único y original, tanto por las experiencias extraordinarias que relata como por el característico humor de Miller. Todo ello a un ritmo trepidante, como no podía ser de otra forma para “la reina del swing”.

“Norma ama el swing y el Lindy, y su historia nos confirma su romance una y otra vez.” (Ernie Smith, historiador de jazz).

La reina del swing: las memorias de Norma Miller (Ediciones Carena, 2018) está a la venta en librerías y online 

Guest Post Karen Campos McCormack